El proyecto “Movimillas” consiste en utilizar la tarjeta del bus “Movilízate” en la cual, una herramienta tecnológica permita que, por cada débito del bus, se agreguen “millas” o “puntos”.

 

Inician las conversaciones con las autoridades de las entidades públicas y privadas, para socializar el proyecto “Movimillas” que resultó ganador en el concurso “Hackathon de Movilidad” con el tema: “Movilidad y transporte público, ¿cuáles son los retos de nuestra ciudad?”, que se dio el pasado mes de diciembre.

Los ganadores son cuatro estudiantes de la Universidad del Azuay (UDA): Jennifer Guzmán, Alejandra Ortiz, Juan Cordero de la Escuela de Arquitectura y Francisco Vicuña de la Escuela de Psicología Organizacional, que presentaron la propuesta de utilización de la tarjeta “Movilízate” para motivar el uso del transporte público mediante incentivos y técnicas de gamificación.

El “Hack Movilidad CEDIA-GIZ” es uno de los dos eventos que se organizaron como parte de la Consultoría, para identificar iniciativas innovadoras por parte de emprendedores, que contribuyan al potenciamiento del transporte público en Cuenca. La licitación fue realizada por la Cooperación Técnica Alemana-GIZ, la cual fue adjudicada a la Red Nacional de Investigación y Educación del Ecuador- Red CEDIA y tiene la finalidad de promover espacios de vinculación, generación de ideas creativas y trabajo participativo en temáticas de interés colectivo, basada en el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

El proyecto “Movimillas”, por su parte, consiste en utilizar la tarjeta del bus “Movilízate” en la cual, una herramienta tecnológica permita que, por cada débito del bus, se agreguen “millas” o “puntos”. Es decir, este programa de recompensas del uso del transporte público permitirá acumular más millas que luego podrán ser canjeadas con premios, recompensar, viajes y demás incentivos.

Al momento, los jóvenes han tenido reuniones con la Cámara de Transporte, la Municipalidad de Cuenca, la EMOV EP, el equipo técnico de la tarjeta Movilízate, así como con los patrocinadores y auspiciantes con el fin de determinar los objetivos a cumplir, los plazos y generar el plan de acción. Se estima que las primeras pruebas se puedan realizar en seis meses.

Para Francisco Vicuña, estudiante de Psicología Organizacional, la propuesta debe ser sostenible, sustentable y, lo más importante, reducir la contaminación ambiental a través de un mayor uso de la movilidad pública.

Adicionalmente, Vicuña dio a conocer la importancia de su presencia en el proyecto, al señalar que su perfil profesional le permite tomar iniciativas para motivar el transporte público. “Se pretende motivar a la ciudadanía a una actuación adecuada para preservar el medioambiente a través del cambio de hábitos apropiados, una conducta adecuada y los beneficios psicológicos que pueden emprender ciertos cambios”, dijo. Agregó que, por su parte, sus compañeros de arquitectura determinaron los puntos estratégicos del urbanismo y la movilidad.

Adicionalmente, recomendó a los jóvenes a “emprender acciones” que es lo más importante en las decisiones cotidianas. Sugiere que se tomen riesgos; dice que los sueños son posibles siempre que, primero, se planteen un objetivo. “No es necesario saberlo todo o tener las respuestas antes de emprender algo; en el trayecto se adquiere experiencia y se consolidan las ideas con el apoyo de los demás y es allí donde obtendremos las respuestas a nuestras inquietudes”, enfatiza.