Personal  del  Centro de Estimulación Integral y Apoyo Psicoterapéutico de la UDA (CEIAP) comparten momentos de unión y confraternidad.